Wednesday, January 18, 2006

 

BOTELLA +ZAPLANA= 1 desacuerdo entre ZAPLANA y Angela BARCELO

Diario Información Domingo, 19 de mayo de 2002 El abogado de Terra Mítica deja el parque tras una querella por estafa La acción judicial contra Roberto Botella, admitida por una juez de Benidorm, ha sido instada por un cuñado de Zaplana y como testigo tendrá que declarar otro cuñado del presidente de la Generalitat JORGE FAURÓ El asesor jurídico de Terra Mítica, el abogado Roberto Botella, comunicó el jueves a los estamentos del parque su renuncia al cargo. Botella, íntimo amigo del presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, abandonaba el complejo un día después de conocer que la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Benidorm ha admitido una querella criminal contra él de un cuñado del jefe del Consell, que le reclama casi 1,2 millones de euros por la venta de un edificio. En la querella se solicita prisión provisional por los presuntos delitos de estafa procesal e insolvencia punible. Una juez de Benidorm investiga la querella presentada por un cuñado del presidente Zaplana contra un de sus mejores amigos, el abogado Roberto Botella, al que el primero reclama 1.177.984 euros. El querellante ha pedido que comparezca como testigo el jefe de personal del parque, Justo Valverde, que también es cuñado del presidente. La juez investiga la querella por presunta estafa procesal e insolvencia punible presentada por un cuñado de Zaplana contra Botella, en la venta de un edificio en 1989. Roberto Botella, abogado y hasta el jueves asesor jurídico en plantilla de Terra Mítica, se niega a pagar, pese a que la misma juez que ahora instruye la vía penal ya le condenó por la civil, como luego confirmó la Audiencia de Alicante y aguarda en el Supremo. El impulsor de la querella es el empresario de Benidorm Agustín Almodóvar, propietario de locales e inmuebles en el municipio turístico, pareja de la concejal de Servicios Sociales de Benidorm, Ángela Barceló, hija del senador Miguel Barceló y hermana de Rosa, la esposa del presidente de la Comunidad Valenciana. Para demostrar que el asesor del parque temático «simula» su insolvencia económica mediante una retención de salario Terra Mítica que le evitaría pagar cualquier deuda, el cuñado de Zaplana ha pedido a la juez que llame a un testigo crucial para la resolución del caso: el jefe de personal del parque, Justo Valverde, casado con una hermana de Zaplana. La culpa de este embrollo, del que el primer mandatario autonómico está plenamente informado y en el que ha intentado mediar a través de amigos comunes, la tienen, en origen, 166 millones de pesetas que, por gracia de intereses y costas, van camino de los 200. Lo que comenzó como un débito inmobiliario de pago temprano ha acabado convirtiéndose en una querella por estafa procesal e insolvencia punible contra un ex alto directivo de Terra Mítica y su mujer, con el presidente Zaplana en medio y dos cuñados como protagonistas del caso. En el fondo del asunto, un solo objetivo: Almodóvar quiere cobrar. La historia colea desde hace más de 12 años. Almodóvar y Botella hacían negocios juntos en tiempos en que Zaplana se ocupaba de unir de una vez por todas a la derecha política de Benidorm. Agustín Almodóvar ya estaba casado con Ángela Barceló, y se dedicaba entonces a la explotación de locales comerciales e inmuebles. Roberto Botella Navarro ejercía como abogado en un despacho donde, años atrás, un joven aprendiz de abogado de nombre Eduardo había redactado sus primeras denuncias como pasante. Botella había coqueteado con la política a principios de aquella década militando en el PSOE, primero, y más tarde en el PCE. En plena efervescencia económica de Benidorm, el cuñado de Zaplana vendió a Botella y su socio el antiguo hotel Levante, en la céntrica calle de Martínez Alejos. El socio era un conmilitante del PCE y luego dirigente comarcal y autonómico de EU, José Andrés Cousillas. La venta se cerró en 405 millones de pesetas, y Botella y Cousillas abonaron puntualmente los pagos entre octubre de 1989 y marzo de 1992. Hasta que dejaron de hacerlo y comenzaron los problemas. Faltaban por saldar 166 millones de pesetas que Botella negaba, al amparo de un supuesto reconocimiento de la deuda exhibido en la instrucción civil del caso, hace dos años, y del que el abogado rechazaba ser autor. La juez Ana Avendaño Muñoz, que instruyó entonces la causa y a cuyas manos regresa de nuevo en forma de querella, prefirió creer a Cousillas, el socio de Botella. El ex dirigente de EU confesó a la magistrada que aquel reconocimiento de deuda era obra de su socio, el hasta el juves abogado de Terra Mítica y uno de los actores que más intervino en la decisión de emplazar el parque en su actual ubicación y al que fuentes del complejo atribuyen la paternidad del nombre de la empresa, la misma en la que fue colocado por su amistad con Zaplana. Al final del proceso, la juez condenó al abogado. La Audiencia Provincial confirmó el fallo, que aguarda una sentencia definitiva del Tribunal Supremo. La misma magistrada ha admitido a trámite ahora una querella contra Roberto Botella por presunta estafa procesal e insolvencia punible. El cuñado de Zaplana sostiene en su acusación que el amigo del presidente simuló su separación matrimonial para que Terra Mítica pudiera embargarle una parte del sueldo en concepto de pensión alimenticia para los hijos (390.000 pesetas al mes) y aducir así la imposibilidad de hacer frente a la deuda reclamada por el empresario benidormense. «Dicho matrimonio nunca se ha separado, continúan viviendo juntos y haciendo vida en común», según consta en el informe que Almodóvar encargó a una agencia de detectives y que ha sido aportado como prueba. Según la querella, tal maniobra imposibilita el cobro de la deuda y el Código Penal la define como insolvencia punible. La magistrada Avendaño se ha avenido a practicar las numerosas pruebas solicitadas por el demandante, y Botella deberá presentarse en el juzgado de Instrucción número 4 de Benidorm el miércoles. Entre tales peticiones figura la comparecencia como testigo del director de recursos humanos de Terra Mítica, el también cuñado de Zaplana Justo Valverde.

Comments:
Fecha: martes, 24 de enero de 2006
Autor: Cómo está el PPais!!!
Asunto: Recortes de prensa


Mensaje: COMUNIDAD VALENCIANA: EL SUEGRO DE ZAPLANA CONTRA ZAPLANA

Las batallas internas del Partido Popular en Benidorm, a raíz de la próxima elección a la agrupación local del 9 de febrero, no cesan. El senador del PP Miguel Barceló, suegro de Eduardo Zaplana y padre de una de las candidatas, Ángela Barceló está preparando un informe para la dirección del partido, donde critica las maniobras de los zaplanistas. Mientras, el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, ha decidido apoyar a Barceló, para oponerse a Zaplana. Ello ha motivado que Miguel Barceló, senador del PP, explica en su informe que existen actuaciones en el proceso de elección interna que "rompen con el principio de neutralidad", en defensa de su hija, la candidata Ángela Barceló, (hermana de la mujer de Zaplana). Y alerta a la dirección nacional del PP del uso de fondos y medios públicos en este proceso, una malversación de fondos, que daña la imagen que transmite el partido a los ciudadanos.

Con este paso, Miguel Barceló se opone directamente a Eduardo Zaplana que defiende a la otra candidata, Gema Amor. Barceló ya mostró sus desavenencias al grupo zaplanista en noviembre, en una entrevista concedida a la publicación Noticias Benidorm, donde arremetía duramente contra Joaquín Ripoll, el presidente provincial del PP, máximo representante de Zaplana en la Comunidad Valenciana. Pero ahora ha dado un paso más.

Como también lo ha hecho Francisco Camps, presidente de la Comundad. Camps ha decidido apoyar a la candidata Ángela Barceló y así ganar adeptos en el principal feudo del zaplanismo que es Benidorm. Recordemos que Zaplana había sido alcalde de esta ciudad de 1991 a 1994 y aunque ahora sus tareas políticas son a escala nacional, no ha dejado nunca de controlar los movimientos políticos en la zona.

El apoyo de Camps ha venido a través de la dirección regional del PP, que ha autorizado Ángela Barceló, que es concejala del ayuntamiento de Benidorm, a utilizar los símbolos del partido en los mítines de su campaña. Esta decisión es fruto de una polémica –una más- suscitada por la denuncia de su contrincante, Gema Amor, que la acusaba de uso indebido de emblemas del partido, como el himno o las siglas. Para Ángela Barceló, el apoyo de Camps es muy significativo pues hasta ahora contaba con poco respaldo de pesos pesados del PP, aunque sí de parte importante de las bases. La mayor parte de la dirección provincial del PP apoya a Gema Amor, actual consejera de Cooperación y Participación.

COMENTARIO DE JOAN HUNTER:
Ahora Miguel BARCELO y su hija Ángela son en contra de ZAPLANA y sus amigos.
Seguramente han descubierto que son los cómplices del despacho de abogado de Roberto BOTELLA a donde ejercía Eduardo ZAPLANA, los hermanos COLL MOMPO quien suministraba la heroína al hijo de Miguel BARCELO.
Esperamos todos que el señor BARCELO y su hija Ángela van hacer la limpieza en la derecha de Benidorm. Seguramente es lo que hiciera su hijo si no había fallecido.
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?